ARTROSCOPIA. Respuesta a sus preguntas más frecuentes por el Dr. Juan Carlos Albornoz.

 

 

 

¿Qué es la artroscopia?

 Es un método mínimamente invasivo para diagnosticar y tratar problemas articulares.   En la artroscopia se utiliza una cámara y un instrumental motorizado diminuto,  de manera que las incisiones en la piel no pasan de 7 milímetros.  El nombre artroscopia viene del griego Artro: articulación, scopio: mirar. Literalmente quiere decir mirar dentro de una articulación.

¿Es muy antiguo este procedimiento?

   El artroscopio se conoce desde 1932, cuando un japonés, Kenji Takagi, utilizó un cistoscopio infantil para examinar una rodilla. Sin embargo pasaría mucho tiempo hasta la popularización de su invento. Pero el verdadero  boom ocurrió en la década del 90, con la aparición de cámaras cada vez más pequeñas, y de la fibra óptica. Otro avance importante de finales de siglo veinte fue la aparición de la radiofrecuencia, un instrumental especial que realiza cortes precisos.

¿En que articulaciones se utiliza la artroscopia?

  Se utiliza en rodilla, hombro, y con menor frecuencia en tobillo, codo y muñeca. Aunque inicialmente se trataba de un procedimiento diagnóstico, el médico realizaba la artroscopia para ver la articulación por dentro, hoy en día es diagnóstico y terapéutico, es decir, el médico diagnostica y cura a la vez.

¿Qué ventajas ofrece la artroscopia sobre la cirugía convencional?

  Una incisión de menor tamaño, estéticamente más aceptable y con un período de recuperación menor.

¿Qué desventajas tiene la artroscopia?

¿Todos los procedimientos de las articulaciones se pueden realizar por artroscopia?

   No, algunos procedimientos ameritan cirugía abierta, y en otros procedimientos es necesario realizar una combinación de cirugía artroscópica y mini incisiones.

¿Es necesario anestesia durante la artroscopia?

Si, es  necesaria la asistencia de un anestesiólogo y el procedimiento debe ser realizado en un quirófano.

¿Las incisiones de la artroscopia son pequeñas?

  Si,  en el caso de la rodilla son dos pequeñas incisiones de menos de un centímetro,  una a cada lado del tendón rotuliano. En el caso del hombro son generalmente 3 incisiones.  Para cada incisión sólo se toma un punto de sutura, ya que tiene menos de 1 centímetro cada una.

¿Qué puntos de referencia usa el traumatólogo para las incisiones en la artroscopia de rodilla?

    En la artroscopia de rodilla se emplean generalmente dos portales de aproximadamente 8 mm a cada lado del tendón rotuliano, uno lateral y uno medial, a 1, 5 mm de la línea articular. El portal lateral es ligeramente más bajo que el medial.  Por el portal lateral se introduce una pequeña cámara que nos muestra una imagen en un televisor. Por el portal medial se introducen los distintos instrumentos que usamos en la artroscopia.

¿En qué posición se coloca el paciente en la artroscopia de rodilla?

 Se coloca en decúbito supino sobre la mesa quirúrgica, con la pierna a operar sobre un inmovilizador.

¿Cómo explora la rodilla el traumatólogo en una artroscopia?

 Hay que seguir un orden para que no se nos olvide explorar nada.  Generalmente se comienza con la articulación femoropatelar, después la parte anterior del menisco

¿Qué enfermedades de la rodilla se pueden tratar por artroscopia?

¿Qué complicaciones tiene la artroscopia?

  La cirugía por artroscopia no está exenta de complicaciones, sin embargo estas  ocurren en menos del 1% de los pacientes. 

Como en toda cirugía existe siempre el riesgo de infección y de trombosis venosa profunda.

¿Cómo es la recuperación después de la artroscopia?

  Depende del procedimiento que se realiza, generalmente el paciente se va de alta el mismo día, después de pasar los efectos de la anestesia y de mejorar el dolor.

¿Es muy dolorosa la artroscopia?

Depende del caso, pero por lo general no es un procedimiento doloroso. El anestesiólogo y su médico tratante se encargarán de darle analgésicos después de la operación para que el dolor sea  el mínimo.

Menisco normal visto mediante artroscopia.