Fracturas de cóccix, Información para pacientes por el  Dr. Juan Carlos Albornoz.

 

 

 

 

¿Qué es el cóccix?

  Es la parte final de la columna vertebral, formado por cuatro vértebras que se encuentran fusionadas.   Su nombre viene del griego, como tantas cosas en medicina, y quiere decir "en forma de pico de pájaro". Se articula con el sacro mediante la articulación sacrococcígea.  Se dice que es un vestigio de la cola de los mamíferos,  y no tiene función conocida en el ser humano, salvo de ser una desagradable molestia en algunas ocasiones.  

¿Qué es el coccidinia?

  Se refiere al dolor en esta región de la columna vertebral.  Generalmente se agrava cuando el paciente se sienta y es mucho más frecuente en mujeres.

¿Qué causa la coccidinia?

  Las dos causas más frecuentes son traumatismos por caídas sobre el cóccix, y lesiones producidas por la cabeza del neonato durante el parto.  Sin embargo no todos los dolores referidos a esta zona son producidos por el cóccix.  Los tumores, infecciones de la región perineal  y hernias discales pueden producir dolor en el cóccix.  A mi consulta acudió un paciente con coccidinia y el diagnóstico definitivo fue un tumor de vejiga.

¿Cómo sabe el médico si realmente está en el cóccix el problema?

  Una cuidadosa historia clínica, un examen físico adecuado y radiografías de la región conducen al diagnóstico.  

¿Cuál es el tratamiento de este problema?

   El tratamiento inicial es conservador, con uso de Antiinflamatorios no esteroideos, uso de cojines inflables tipo salvavidas para que el paciente se siente,  y en los casos agudos algún laxante suave es de ayuda. Si la patología persiste, se puede intentar la infiltración de   esteroides. De persistir el problema es necesario el tratamiento quirúrgico.

 

 

¿En qué consiste el tratamiento quirúrgico?

   Consiste en la resección del cóccix mediante una intervención quirúrgica.  Es el último escalón en el tratamiento de la coccidinia.  Un 80-90% de los pacientes mejoran con este tratamiento.

¿Es peligrosa la cirugía?

             Las complicaciones son poco frecuentes, pero existen.  Existe riesgo de infección, porque la cirugía es muy cercana al ano. Otro peligro es la perforación inadvertida del recto,  ya que el cóccix está justo debajo de el. Los riesgos se disminuyen con profilaxis con antibióticos,  limpieza exhaustiva del área y disección cuidadosa del área afectada.   De rutina debe el traumatólogo explorar la indemnidad del recto después de la operación, mediante un tacto rectal, y si ocurrió una perforación inadvertida debe ser reparada de inmediato.

                                                                                             

coccix2.jpg (16717 bytes)

 

 

 

 

 

 

www.tutraumatologo.com