ACERCA DE FRACTURAS
instagram
tutraumatologo.com
Prevención de lesiones en la
práctica deportiva

La práctica de ejercicios físicos tiene un indiscutible efecto beneficioso  para la salud, pero es necesario prevenir la aparición de lesiones que pueden ser  muchas veces severas y hasta mortales. El problema es especialmente frecuente en los que comienzan a entrenar, el 60% de las personas que comienzan un programa de ejercicios sufre una lesión durante las siguientes seis semanas.

Recientemente vimos en la prensa la noticia de un joven que murió en un instituto militar producto de un entrenamiento físico intenso, sin una debida hidratación. Esto provocó  un problema conocido como Rabdomiolisis, que condujo a una insuficiencia renal y posteriormente la muerte. 

Este es un caso  extremo, pero vemos con frecuencia como la falta de conocimientos hace que la gente tenga accidentes  durante el entrenamiento deportivo. Se calcula que 1 de cada 2 lesiones deportivas son prevenibles con una serie de normas que todos podemos seguir.

1.-  Caliente antes de entrenar. Se calcula que de un 60 a 70% de las lesiones ocurren por falta de calentamiento. Este tiene dos funciones: mejora el desempeño deportivo y previene la aparición de lesiones. El calentamiento hace que los vasos sanguíneos que llegan a  los músculos y articulaciones se dilaten, aumentando el riego y disminuyendo la probabilidad de un desgarro del tejido. Un punto importante es que a medida que el atleta envejece debe darle más tiempo al calentamiento.

2.- Manténgase hidratado. Usted puede perder hasta medio litro de líquido en una hora de entrenamiento intenso, de manera que es muy importante su recuperación, con bebidas que contengan, además, electrolitos como sodio y potasio. Los casos extremos de deshidratación durante el ejercicio pueden ser hasta mortales, como el ejemplo que vimos en la prensa.

3.- No sea un atleta de fin de semana. Estos son las personas que más se lesionan, tienen una vida sedentaria de lunes a viernes y el domingo quieren entrenar 4 horas de fútbol o béisbol.

4.- Realice progresos moderados en su actividad deportiva. No trate de  convertirse en un Arnold Schwarzenegger de la noche a la mañana. Siga la norma del 10%: se debe aumentar la intensidad del ejercicio físico en un 10% como máximo todas las semanas, es decir,  si estaba trotando 10 kilómetros en una semana, la siguiente debe trotar 11, si levanta 10 kilos con las pesas, en la siguiente semana debe levantar 11 .

5.- Hágale caso al dolor. Existe una  creencia errónea en muchos atletas de que si no hay dolor no hay ganancia, o como dicen los norteamericanos: No Pain, no Gain. El dolor es una señal que dan nuestros músculos y articulaciones y señala que existe una lesión.  Descanse si tiene dolor, y si el dolor persiste acuda al médico.

6.- Utilice los implementos adecuados para su deporte: espinilleras en el fútbol, equipo especial en el béisbol, equipo protector para patinar, casco para montar bicicleta. Estos aparatos disminuyen la frecuencia y la severidad de las lesiones.

7.- Si camina, trota o monta bicicleta en la calle, use ropa con colores llamativos o fluorescente, que permita que los conduc-tores de automóviles lo vean con facilidad. No use ipod  o aparatos que no permitan que escuche el ruido del tráfico, y evite salir con poca luz.

Si seguimos estas normas corremos menos riesgos de sufrir lesiones al practicar nuestro deporte favorito, de aparecer un dolor en un músculo o articulación, recuerde acudir a su médico de confianza.

ACERCA DE FRACTURAS
Contenido Lesiones
Deportivas