Deficit de rotación interna glenohumeral (GIRD): Principal causa de dolor en los lanzadores,  por el  Dr. Juan Carlos Albornoz.

 

 

 

¿Qué es el Déficit de rotación glenohumeral interna?

 

   El GIRD ( por sus siglas en inglés: Glenohumeral Internal Rotation Deficit) es un problema prácticamente universal en los lanzadores.   Se debe a que el  hombro gana capacidad para la rotación externa a expensas de la rotación interna.  Esto es una adaptación del hombro para la práctica de deportes de lanzamiento.

¿Qué síntomas tiene el paciente que sufre déficit de  rotación  interna glenohumeral ?

  Siente un dolor vago al realizar actividades sobre el hombro. También puede sentir debilidad para lanzar y pérdida de la precisión, en el caso del pitcher.

¿Qué signos encuentra el traumatólogo en el paciente  que sufre déficit de  rotación  interna glenohumeral ?

 

  Se encuentra al examen físico con disminución en la rotación interna del hombro.  También un aumento en la rotación externa.

 

 

¿Todos los lanzadores sufren  de déficit de  rotación  interna glenohumeral?

 Si en mayor o menor grado lo sufren, siendo los más afectados los atletas de élite.

¿El  déficit de  rotación  interna glenohumeral  está asociado a otras lesiones del hombro?

Si, se ha determinado que su aparición predispone a lesiones SLAP y rupturas del manguito rotador.  Es frecuente su asociación con discinesia de la escápula.

¿Cómo se trata el déficit de  rotación  interna glenohumeral ?

  Lo más importante es la prevención, con una técnica correcta de lanzamiento y ejercicios de estiramiento.   El tratamiento de esta enfermedad es casi exclusivamente conservador, con rehabilitación, y ejercicios orientados a mejorar la rotación interna del hombro.  Muy rara vez es necesaria la cirugía.