LESIÓN DE HILL-SACHS

1. ¿Qué es la lesión de Hill Sachs del hombro?

La lesión de Hill Sachs una depresión de la cabeza del húmero en su parte posterolateral, como consecuencia de una luxación del hombro.

2. ¿Cómo se produce una lesión de Hill Sachs?

Se produce generalmente como consecuencia de un traumatismo muy fuerte que produce una luxación del hombro. Durante la luxación, la cabeza del húmero se “aplasta” en contra de la glenoides y se deprime.

3. ¿Por qué se llama lesión de Hill Sachs?

Su nombre lo debe a dos radiologos norteamericanos: Harold Arthur Hill (1901–1973) y Maurice David Sachs (1909–1987), quienes describieron la lesión por primera vez en 1940.

4. ¿Cómo se diagnostica la lesión de Hill Sachs?

El diagnóstico de Hill Sachs se hace con una radiografía del hombro o con una Tomografía Axial Computarizada.

5. ¿Toda luxación de hombro produce una lesión de Hill Sachs?

No, alrededor de un 35 a 75 % de los pacientes que sufren una luxación de hombro tienen una lesión de Hill Sachs.

6. ¿Qué síntomas ocasiona al paciente  la lesión de Hill Sachs?

  Si la lesión de Hill Sachs es pequeña puede no dar ningún síntoma. Si es grande, puede ocasionar inestabilidad del hombro. El paciente queda con un dolor persistente y  refiere que siente que “se le sale el hombro”. Una vez ocurrida la primera luxación, la lesión de Hill Sachs cambia la anatomía del hombro y hace que las luxaciones siguientes sean más frecuentes.

7. ¿Qué es la lesión de Bankart?

La lesión de Bankart es el arrancamiento del labrum o rodete glenoideo del hombro en su porción anteroinferior, como conscuencia generalmente de una luxación anterior del hombro. Muchas veces ocurre simultáneamente con una lesión de Hill Sachs, porque el mecanismo de producción es el mismo.

 

8. ¿Toda lesión de Hill Sachs se opera?

No, sólo se debe operar una lesión que produce dolor o inestabilidad de hombro.  Primero se debe intentar terapia física y rehabilitación.

9. ¿Cómo se trata la lesión de Hill Sachs?

Lesiones muy pequeñas y que no producen síntomas no se tratan. Si la lesión es mayor, y produce inestabilidad, se puede utilizar una técnica artroscópica llamada Remplissage (del francés rellenar). Si la lesión es muy grande puede ser necesario injerto de hueso.

Siga nuestras redes: